;

En todo Proyecto se debe planificar, organizar y controlar los recursos asignados para alcanzar los objetivos previamente establecidos en un plazo y a un costo determinado. INNOVA360 ejecuta los siguientes cinco pasos en todos sus Proyectos:

 

1. Definición de Proyecto y sus Objetivos:

Se trata de una etapa inicial cuya meta principal es determinar los objetivos del proyecto en términos de alcance, calidad, tiempo y costo. Así se elaborará una propuesta, se evaluarán y definirán los límites del proyecto, su contenido y se negociará el Contrato con el cliente.

 

2. Planificación:

En esta etapa se define la secuencia de actividades necesarias para cumplir los objetivos, estableciendo un equilibrio entre los recursos disponibles y la demanda de recursos a lo largo del calendario previsto. Se trata de decidir el modo en el que se van a alcanzar los objetivos propuestos teniendo en cuenta los recursos humanos, materiales y financieros disponibles; así como los riesgos asociados y requerimientos de parte del cliente y/o de terceros.

 

3. Ejecución:

Etapa en la que se toman las decisiones oportunas, se coordinan los recursos disponibles y se llevan a cabo las actividades y tareas que suponen la realización propiamente dicha del proyecto.

 

4. Seguimiento y Control:

Procedimientos internos y con el cliente para seguimiento y control del proyecto que facilitarán el análisis e identificación de las desviaciones existentes entre lo planificado y lo real, para resolverlo tomando las medidas correctivas que sean necesarias.

 

5. Finalización y Cierre:

Todo proyecto tiene una existencia temporal, y finaliza cuando se cumple con lo establecido en el Contrato y se da la aceptación del cliente. En esta fase siempre se elabora un documento de finalización donde se describe cómo se ha llevado cabo el proyecto, los problemas que se han detectado, la metodología utilizada, la forma de organización, la experiencia ganada, y lo más importante, las conclusiones a las que se llega una vez se ha finalizado el proyecto.